La tendinosis aquilea se produce cuando la inflamación del tendón de Aquiles se transforma en una degeneración de tendón. El tendón de aquiles encuentra en la parte posterior del pie, justo encima del talón y su función principal es la flexión del tobillo.


La degeneración producida en el tendón causa la pérdida de la fuerza del tendón y el aumento de su volumen. Los principales síntomas de la tendinosis aquilea son dolor, dificultad para mover el tobillo e hinchazón.


La causa principal de la tendinosis de Aquiles es el sobreesfuerzo por la realización de una actividad repetitiva o sin previo calentamiento. Es una lesión bastante común entre los deportistas, especialmente entre los corredores.


La tendinosis aquilea se puede prevenir realizando un correcto calentamiento antes de la práctica deportiva y buen estiramiento después. Además, es importante realizar un correcto diagnóstico y tratar a tiempo esta lesión.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted