Publicado: 11 de Septiembre de 2018


Osteofitosis de una inserción tendinosa a nivel del ligamento arqueado. Exostosis que se caracteriza por fuerte dolor e impotencia funcional al apoyo, produciendo una alteración en la estática y reacción inflamatoria (mioaponeurositis).

El espolón en sí mismo no es doloroso, pero sí que resultan dolorosos los daños en los tejidos blandos que el crecimiento del hueso va ocasionando.

Dolor localizado en el talón y planta del pie al realizar una cambio en el gesto de la marcha para evitar la molestia.

Tratamiento:

  • Ultrasonidos subacuáticos
  • Ondas de choque radiales extracorpóreas
  • EPI (electrolisis percutánea intratisular)
  • Laserterapia
  • Electroterapia
  • Ionizaciones con magnesio, calcio