La técnica LPG se utiliza estética pero también tiene una gran cantidad de aplicaciones terapéuticas como por ejemplo en el tratamiento del tejido conjuntivo y en el tratamiento del aparato osteo-muscular.

LPG para el tratamiento del Linfedema 

El linfedema es un bloqueo del sistema linfático. El exceso de lilnfa se manifiesta en forma de una hinchazón crónica en una o varias partes del cuerpo y provoca sensación de pesadez y una disminución de la movilidad.

El LPG se puede aplicar en pacientes con cáncer de mama que se hayan sometido a una cirugía agresiva y presenten linfedema postmastectomía.

LPG para el tratamiento de cicatrices

Con la técnica LPG se tratan los tejidos cicatriciales superficiales y profundos de una manera indolora y no traumática. Esta técnica permite intervenir desde el momento en que se ha completado la epidermización, garantiza una movilización indolora del tejido cicatricial en todas las regiones del cuerpo, sin ejercer ninguna presión ni tracción incontrolada.

LPG para reducir los efectos de la cirugía quirúrgica

Las intervenciones quirúrgicas tienen efectos como los edemas, equimosis, dolores, rigidez e inicio de la cicatrización. La técnica LPG tiene una acción antifibrótica y capacidad para estimular el flujo arteriovenoso y linfático lo que ayuda a reducir los efectos de las intervenciones quirúrgicas.

Publicado: 25 de Febrero de 2016 a las 16:50