La rotura fibrilar suele producirse cuando el músculo realiza una contracción violenta acompañada de un estiramiento simultáneo. Este gesto da lugar a que algunas fibras del músculo se rompan. Su tratamiento consiste en reposo, aplicación local de frío, antiinflamatorios y rehablitación.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted