Teléfonocómo llegarEscríbenos
blog

El proceso de recuperación de un esguince

El proceso de recuperación de un esguince

En un artículo anterior nos referimos a algunas de las lesiones que con mayor frecuencia atendemos en nuestro centro de fisioterapia deportiva en Las Palmas y hoy vamos a profundizar en la que ya entonces señalamos como la lesión más frecuente: El esguince, una elongación de los tendones propios de una articulación que se produce generalmente al forzar el movimiento de ésta y que, en los casos más graves, puede llegar a producir una rotura, total o parcial de esos tendones.

El origen mayoritario de la mayoría de los esquinces es una torcedura de la articulación que se produce al pisar sobre una superficie irregular en el caso de los esguinces de tobillo, o por intentar un cambio de dirección demasiado brusco, en el caso de los esguinces de rodilla, las dos patologías más frecuentes.

Esa torcedura provoca un dolor importante casi de forma inmediata seguido por la inflamación de la zona afectada. La primera medida que hay que tomar al sufrir un esguince es la aplicación de frío en la zona afectada y evitar en lo posible el apoyo sobre la extremidad afectada.

La medicina clasifica los esguinces en tres grados diferentes según sea el alcance de la lesión que han producido. En los menos graves, los de grado 1, tan sólo se aprecia un estiramiento de los tendones mientras que los grados 2 y 3 indican que ha habido una rotura, parcial en el 2º grado y total en el 3º.

Por lo general los esguinces de grado 2 y 3 precisan de atención en un centro de fisioterapia deportiva en Las Palmas donde al paciente se le aplicarán magnetoterapia, laserterapia, ultrasonidos y otras terapias para acelerar su recuperación.

En Ciudad Alta aplicamos las terapias más avanzadas buscando una rápida recuperación.